logo dos second chances blanco

Rescatar tu ropa y convertirla en uno de tus legados es el ‘new black’ de la moda

El último ejemplo fueron las hijas de Angelina Jolie, quienes rediseñaron vestidos antiguos de su madre para el estreno de su última película

 

Hay legados que se manifiestan de múltiples maneras: a través de un broche heredado, un hogar, una carta e incluso, puede manifestarse en forma de vestido o complemento.

legados moda

Aunque no le demos a menudo a la ropa el significado que merece, seguro que logras recordar el significado que han tenido algunas de tus prendas a lo largo de tu vida. Recuerda, por ejemplo, la importancia que diste al primer look que llevarías en tu primer día de instituto, para un primer baile o fiesta o para la boda de una amiga.

Ese primer contacto se formó en pequeñas briznas con la idea y la búsqueda hasta el flechazo que te condujo a esa prenda que durante ese día consiguió hacerte sentir especial. No solo eso, es difícil en ocasiones encontrar ese crush porque cuando llevamos algo, hay muchas notas implicadas en esta pequeña sinfonía entre lo que somos y lo que llevamos puesto: que el tallaje de la prenda consiga fundirse a la perfección con nuestro cuerpo, que el color realce nuestros propios colores corporales y ese je ne sais quoi que hace que casi sin saber porque, prefiramos finalmente esa prenda entre las cientas que ya habíamos analizado.

La moda no es solo un símbolo de estatus o una necesidad, también es poder conectar lo que somos por dentro con lo que queremos mostrar, la paleta de oscuros o claros que nos define, formas clásicas o arriesgadas; todo ello es un combo que puede llegar a contar mucho de nosotros mismos de lo que podemos pensar.

Precisamente por ello, en ocasiones deberíamos dar mucha más prioridad a lo que colgamos entre las puertas de nuestros armarios y en el valor que lo mismo puede llegar a tener incluso, a largo plazo.

Hay que reconocer, que las multinacionales del fast fashion nos han salvado en más de una ocasión para encontrar ciertos looks o prendas que necesitábamos en un momento determinado a un precio bastante atractivo.

Uno de los problemas que sigo encontrando en este tipo de compras, es el poco valor que acabamos otorgando a las mismas debido al desgaste de las mismas tras los lavados, debido a que nos guiamos por modas que tienen un ciclo de vida corto o simplemente, porque no podemos considerar como a una prenda eterna a algo que hemos conseguido por menos de treinta euros.

Para conseguir ese kit de imprescindibles que nos puedan servir y que amemos para nuestro día a día debemos guiarnos sobre todo por tiendas que sepamos que nos puedan ofrecer una buena calidad en sus productos y que a ser posible tengan esos rasgos atemporales  que nos encanten y que hagan difícil que no las usemos con el tiempo.

Sin embargo, más allá de nuestras prendas indispensables para trabajar o salir, se encuentra ese espectro de “prendas para ocasiones especiales” en las que me encanta incluir los bolsos, collares o complementos que hacen que nuestros propios ojos se iluminen cada vez que tenemos la ocasión de desempolvarlas.

moda legados mujer

Y aunque esté muy fuera de onda el repetir vestidos para ciertos eventos, ¿no estás de acuerdo en que hay un sentimiento inexplicable en algo que llevaste en un día maravilloso y que ya está conformado de recuerdos e historias?

Los legados de Angelina Jolie a Shiloh y Zahara

Esta misma semana, si estás también al tanto del mundo hollywoodense, la familia Jolie Pitt fue protagonista en la Première de la película Eternals, por los looks que llevaron las hijas de Angelina en el estreno de la película. Shiloh y Zahara, demostraron no solo que hay vestidos perduran en el tiempo, sino que también sus looks podían ser una demostración de elegancia y de su vínculo con su madre.

Las dos adolescentes, recataron del armario de Jolie dos creaciones maravillosas de Gabriela Hearst y Balmain que la actriz había llevado en otras ocasiones, y con unos retoques para que se adaptaran a su estilo, consiguieron brillar y ser el eco de la noche no solo por su belleza, sino por lo que sus looks representaban.

Sin duda, un ejemplo de cómo a veces nuestra ropa puede llevar intrínseca recuerdos, historias, valores y también ser el legado que nos ha traspasado un ser querido. Y aunque quizá no sea para siempre, ¿por qué esconder lo que amas en el armario?

*********

¿Crees que alguna de tus prendas se podrían convertir en un legado? ¿Cuál sería?